Vamos a centrarnos en los trastornos alimentarios mas comunes, aquellos que suelen ser diagnosticados como trastorno mental por médicos, psiquiatras y psicólogos. En este caso, serían anorexia nerviosa, bulimia y trastorno por atracón.

Los criterios para diagnosticar anorexia nerviosa son los siguientes:

  • Restricción de la ingesta energética en relación con las necesidades, que conduce a un peso corporal significativamente bajo con relación a la edad, el sexo, el curso del desarrollo y la salud física. Peso significativamente bajo se define como un peso que es inferior al mínimo normal o, en niños y adolescentes, inferior al mínimo esperado”.
  • Miedo intenso a ganar peso o convertirse en obeso, incluso estando por debajo del peso normal y comportamiento persistente que interfiere en el aumento de peso, incluso con un peso significativamente bajo”.
  • Existencia de una “alteración en la forma en que uno mismo percibe su propio peso o constitución, influencia impropia del peso o la constitución corporal en la autoevaluación, o falta persistente de reconocimiento de la gravedad del peso corporal bajo actual”.

Se señalan dos tipos de anorexia nerviosa: una de tipo Restrictivo en la cual existe una resistencia constante a ingerir alimentos y otra de tipo compulsivo/purgativo, en la que existen etapas de “purga”, es decir, de utilización de laxantes y de episodios de provocación del vómito.

Los criterios para el diagnóstico de bulimia nerviosa:

  • Presencia de atracones recurrentes. Un atracón se caracteriza por:

1) Ingesta de alimentos en un corto espacio de tiempo (ej. dos horas) en cantidad superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período de tiempo similar y en las mismas circunstancias

2) Sensación de pérdida de control sobre la ingesta de alimentos (ej. no poder parar de comer o no poder controlar el tipo o cantidad de comida que se está ingiriendo)

  • Conductas compensatorias inapropiadas, de manera repetida, con el fin de no ganar peso, como son provocación del vómito, uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas u otros fármacos, ayuno y ejercicio excesivo
  • Los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas tienen lugar como promedio al menos una vez a la semana durante un período de 3 meses.
  • Autoevaluación exageradamente influida por el peso y silueta corporales.

Se señalan dos tipos: una de tipo Restrictivo en la cual existe una resistencia constante a ingerir alimentos y otra de tipo compulsivo/purgativo, en la que existen etapas de “purga”, es decir, de utilización de laxantes y de episodios de provocación del vómito.

Los criterios para el trastorno por atracones:

  • Episodios recurrentes de atracones de comida. Un episodio de atracón se caracteriza por los dos hechos siguientes:

1. Ingestión, en un periodo determinado, de una cantidad de alimentos que es claramente superior al que la mayoría de las personas ingerirían en u la población normal en un período similar en circunstancias parecidas.

2. Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio.

  • Los episodios de atracones se asocian a tres (o más) de los hechos siguientes:

1. Comer mucho más rápidamente de lo normal.

2. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.

3. Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre físicamente.

4. Comer solo debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere.

5.Sentirse luego a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado.

  • Malestar intenso respecto a los atracones.
  • Los atracones se producen, de promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses
  • El atracón no se asocia a la presencia recurrente de un comportamiento compensatorio inapropiado como en la bulimia nerviosa y no se produce exclusivamente en el curso de la bulimia nerviosa o la anorexia nerviosa.